sábado, 29 de abril de 2017

Vuestra vida en las trincheras 4º C

Bueno, aquí tenéis algunas de las cartas redactadas por vuestros compañeros y compañeras este curso. Inspiradas en diferentes blogs y páginas de internet, la mayoría de vuestras actividades han sido muy buenas. Como os dije, cuelgo algunas en el blog, para que vosotros elijáis la que os parece la mejor de vuestra clase. Entráis en "comentarios" y decís cuál es la que más os gusta, poniendo vuestro nombre, pues sólo podéis votar una vez. El que más votos saque conseguirá el premio de la "Trinchera digital de 4º C". Los textos los coloco tal y como me los mandaron.
Valoraré también que votéis.
Saludos


Texto 1
Resultado de imagen de Somme



Querida madre:

Ignoro la información que se os dará allá en el pueblo, en casa, pero me atrevo a decirte que no confíes ni en la mitad de lo que se dice.

No se cómo os pintarán las batallas. Desde luego, ganar no es fácil y en muchas ocasiones la suerte no está de nuestra parte. Sin ir más lejos esta, esta horripilante batalla que está teniendo lugar ahora, la peor hasta el momento. La contienda debe de llevar ya un par de semanas, pero parece infinita. El número de muertos no para de crecer y en cuanto a los heridos, más de lo mismo. La sangre salpica sin ton ni son pero a nadie le importa, nadie para, nadie aparenta apenas compasión. Tampoco hay quien se oponga al “¡No pasarán!” de nuestro comandante Robert Nivelle.

Dejando a parte las luchas y peleas, el asunto tampoco mejora mucho. La trinchera en la que me encuentro está llena de fango y los malditos piojos no paran de chuparme la sangre, por no hablar de las ratas, que circulan por las trincheras atacando nuestras escasas provisiones y cadáveres de soldados (que en paz descansen). Todo es frío y humedad. Una simple lluvia puede transformar absolutamente todo en un mar de lodo dificultando el movimiento y haciendo que la trinchera se llene de barro.

Solo pienso en que esto acabe de una maldita vez. En poder volver a casa y sentarnos a las noches junto al fuego a conversar y a mirar las cosas buenas de la vida. Te extrañará ya que siempre me aburría y esperaba con ansia el final de la charla pero, si es que algo me ha enseñado esta guerra, es que verdaderamente los malos, pésimos momentos son los que nos hacen disfrutar de los buenos y darnos cuenta de lo necesarios que son. El mejor que me podría pasar ahora es el reunirme con vosotros en frente de nuestra pequeña chimenea.

Dicen que lo último que se pierde es la esperanza. Espero volver pronto.

Un beso desde Verdún,

Andre.


Texto 2
Imagen relacionada
Querida madre:

Esta guerra es horrible. La trinchera en la que me encuentro está llena de fango y los malditos piojos no paran de chuparme la sangre. Todo es frío y humedad. Ayer intentaron destrozar la trinchera en la que me encuentro introduciendo gases asfixiantes y lanzallamas, pero no consiguieron acabar con nosotros.

Cuando construimos la trinchera pensábamos que iba a ser temporal, pero la prolongación de la guerra nos llevó a reforzarla y hacerla más compleja. Con esto conseguimos que la tarea de dar con nosotros fuera casi imposible. Para llegar a nosotros tenían que hacerse frente a una red de alambradas de espino y zanjas. El enemigo decidió cavar túneles para alcanzar nuestro terreno, pero nada de eso terminó afectándonos.

Lo que realmente nos afecta es la mala alimentación que nos debilita y es más posible que tengamos enfermedades. El frío húmedo favoreció la aparición de los llamados ``Pies de trincheras´´, pies azules y sin vida.

A todo esto añado el gran miedo que permanece dentro de mí, a perder la vida atacando o siendo atacado; la constante tensión ante la presencia muy cercana del enemigo.

No puedes llegar a imaginarte todo lo que os echo de menos, estoy desesperado de esta continua lucha, espero realmente que no haya problemas y consigas saber todo lo que estoy viviendo por aquí. Sé que te sorprenderá la llegada de esta carta.

Todo el mundo está harto de esta situación y ya a nadie le importa si Alemania tiene Alsacia, Bélgica o Francia; tan solo me importa el pensar en todos los que estáis allí, especial en ti mamá; que eres la que realmente confías en mí y en mi gran esfuerzo de intentar haceros llegar seguridad y libertad. Únicamente eso es todo lo que me da fuerzas para aguantar todo esto. Continuaré hasta el final, sea bueno o malo… TE QUIERO MAMÁ.

Texto 3


Querida madre:

Esta guerra es horrible. La trinchera en la que me encuentro está llena de fango y los malditos piojos no paran de chuparme la sangre. Todo es frío y humedad. Ayer los alemanes intentaron cruzar a nuestro lado del río, pero no pudieron pasar ya que abrimos un fuego tan feroz que les hizo retroceder. Dejamos el suelo sembrado de cadáveres a los que más tarde intentaron recuperar pero no lo consiguieron debido a nuestras ametralladoras que no les dejaban avanzar.

Resultado de imagen de trincheras
Hoy a la mañana no he podido aguantar las ganas de llorar al acordarme de vosotros y junto a mí otros soldados también han sucumbido al llanto. Hace tan solo unas horas hubo un bombardeo horrible. Duró más de lo normal y se me hizo eterna la espera de la muerte. Cuando hay bombardeos lo único que podemos hacer es pegarnos al suelo y rezar (los que aún conserven la fe) para sobrevivir o al menos que nuestra muerte sea indolora.

Muchos parecen estar volviéndose locos y yo no sé si voy a aguantar mucho más. La gente está perdiendo la fe. No sabemos qué está pasando en otros lugares ni si estamos ganando o perdiendo. Solo queremos que esto se acabe ya y que podamos irnos a casa. Y en cuanto a Dios y a la religión, no tenemos mucho tiempo para pensar en ello por culpa de los millones de otros pensamientos que ocupan nuestras mentes.

Espero que recibas esta carta pronto y si nos significa que ya estaré muerto. Los generales no nos dejan hablar de estas confidencias y si llegan a leer esta carta lo más seguro es que me fusilen.

Si por algún casual esta carta llega a ti, querida madre, quiero que sepas que te quiero, te extraño y deseo volver a casa. Dale dos besos a mi hermana de mi parte. Espero que nos veamos pronto.

Con amor,

Nicolás.

17 comentarios:

  1. Hola soy Rachid,a mí me ha gustado el segundo texto porque explica a la perfección,cómo lo estaban viviendo.

    ResponderEliminar
  2. Hola soy Ana Alonso, me ha gustado más el texto uno, me ha parecido que explica todo muy bien, y muy entretenida

    ResponderEliminar
  3. Hola soy gonzalo y me ha gustado mas el texto dos porque te explica muy bien la vida en las trincheras, detalladamente y ademas te hace querer seguir leyendo la historia.

    ResponderEliminar
  4. Soy Clara me ha gustado mas el texto uno porque se hace más ameno al leer y cuenta muy bien la vida en las trincheras.

    ResponderEliminar
  5. Hola soy Leyre Unzué, me ha gustado más el texto uno porque describe muy bien la situación que están sufriendo y porque también me ha gustado la reflexión final que hace refiriéndose a su familia.

    ResponderEliminar
  6. Hola soy Sevgin, me ha gustado mas el texto tres porque me parece bastente interesante y entretenido y explica muy bien la situacion en la que se encontraban en las trincheras.

    ResponderEliminar
  7. Hola soy Ismet Mehmedov, y personalmente me ha gustado más el texto 1, porque creo que la situación la describe claro y detalladamente, y te da una "lección de vida" al final de la historia.

    ResponderEliminar
  8. hola soy marina y me ha gustado mas el texto uno porque explica mejor la situacion y me a enganchado el leerla

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Hola soy Ines, me ha gustado mas el primer texto porque me parece que esta muy bien expresado todo y que es muy interesante.

    ResponderEliminar
  11. Hola soy saioa y el texto que más me ha gustado ha sido el primero ya que relata muy bien la dura situación en la que se encuentra y se da al final se da cuenta de lo que echa de menos su hogar

    ResponderEliminar
  12. Soy Ainara y en mí opinión la carta que mejor refleja las condiciones de la época es la segunda, porque tiene muchos detalles.

    ResponderEliminar
  13. Soy Ainhoa. Me decanto por el primer texto, pues está muy bien redactado y bastante entretenido. Además, muestra la dura realidad tal y como era antes.

    ResponderEliminar
  14. Hola soy Itsaso​, me ha gustado más el texto 2 porque me parece el más entretenido y explica muy bien el tema

    ResponderEliminar
  15. Soy Adriana. Me ha gustado más el segundo texto porque me parece que refleja muy bien las características de la vida en las trincheras.

    ResponderEliminar
  16. Hola soy Aiara. el texto que más ha llamado mi atención es el primero ya que se expresa correctamente y es el único que me ha resultado mas ameno al leerlo.

    ResponderEliminar
  17. Hola soy Nuria Villanueva. Me inclino por el
    segundo texto dado que relata muy detalladamente la forma de vida en las trincheras, lo cual te permite imaginarlo de manera más realista.

    ResponderEliminar